Disfunción Eréctil

La disfunción eréctil es un problema que puede afectar a cualquier hombre, sobre todo a aquellos que ya pasan de los 50 años de edad. Generalmente, quienes se ven afectados por ello, suelen presentar problemas de depresión y otras consecuencias relacionadas con la autoestima, ya que para muchos hombres, la habilidad de generar erecciones tiene mucho que ver con lo que significa ser un “hombre de verdad”. Es normal que ésta sea la reacción de aquellos que padecen de disfunción eréctil, sin embargo, es importante saber que ésta es muy común y que tiene soluciones definitivas.

Aunque sea difícil de creer, las mejores curas para acabar con la disfunción eréctil, son aquellas de origen natural. Los remedios y medicamentos a base de químicos como la Viagra suelen traer efectos colaterales consigo, y además, son sólo utilizados para lograr erecciones al momento de tener relaciones sexuales, pero no acaban con el problema de raíz y ni siquiera son capaces de lograr un lento progreso.

El tratamiento natural más efectivo para la disfunción eréctil dependerá de la causa de la misma. Esto es debido a que un hombre puede sufrir de la incapacidad de lograr o mantener una erección por distintas razones.

En esta entrada podrás conocer cuál es la opción más indicada para ti, o para tu pareja, dependiendo de lo que haya ocasionado la disfunción eréctil.

Cura para la DE por causas psicológicas

Cuando la disfunción eréctil tiene orígenes psicológicos, lo que incapacita al hombre de tener erecciones no es ningún problema físico, sino mental. En estos casos, el pene no sufre ninguna anomalía y se encuentra en buen estado, pero la mente distraída hace que se minimice la libido, y por lo tanto, la falta de deseo sexual evita que se pueda producir una erección intensa. Los problemas de erección relacionados a la falta de deseo sexual tienen fácil solución y normalmente tienden a ser temporales. Éste tipo de impotencia, además, puede afectar de igual manera a hombres de mediana edad y a aquellos que sobrepasan los 50.

Las causas que pueden alterar el estado mental del individuo para luego convertirse en un problema de producir la libido son la depresión, ansiedad, estrés, aburrimiento de la rutina…

Para curar la disfunción sexual debido a estas causas, se pueden probar las siguientes curas naturales:

  • Practicar ejercicios de respiración.
  • Dormir suficiente tiempo (8 horas).
  • Resolver los problemas de pareja, familiares, personales, de trabajo, etc.
  • Hablar abiertamente sobre el tema con la pareja, o en su defecto con alguien de confianza.
  • Buscar apoyo emocional.
  • Hacer yoga.
  • Disponer de un mínimo de 1 hora al día para relajarse haciendo la actividad que más le guste.
  • Recibir masajes.
  • Encontrar un hobby que ayude a combatir la ansiedad.
  • Innovar al momento del encuentro sexual para salir de la rutina.
  • Evitar el consumo excesivo de alcohol y drogas recreativas.

Cura para la DE por causas de baja producción de testosterona

La testosterona es esa hormona masculina que tanto diferencia al hombre de la mujer. Entre muchas otras funciones, ésta también influye en el deseo sexual y la excitación. Por lo tanto, al mantener bajos niveles de testosterona en el cuerpo, es posible que lograr una erección sea imposible, o que al obtenerla, ésta sea poco duradera y no logre satisfacer a la pareja. Además, el déficit de la testosterona en la sangre puede dar pie a otros efectos negativos como la irritabilidad y el insomnio.

Al llegar a cierta edad, los hombres comienzan a experimentar el déficit de testosterona en la sangre de forma natural, especialmente cuando no hacen ejercicio constantemente. Otras causas comunes son la inactividad física, las dietas hipercalóricas, lesiones testiculares, algunas enfermedades crónicas como el VIH y el padecimiento de diabetes.

Para contrarrestar la disfunción eréctil originada por el déficit de testosterona, se recomiendan las siguientes curas:

  • Hacer ejercicio de gran calibre.
  • Quemar grasa y ganar masa muscular.
  • Consumir alimentos ricos en zinc y en grasas saludables.
  • Evitar el consumo de estrógenos y hormonas femeninas.
  • Dejar el alcohol durante el tiempo necesario.
  • Tomar vitaminas A, B, E y C.
  • Ser activo sexualmente (tanto como sea posible).
  • Mantener los testículos a una temperatura agradable.
  • No estresarse.

Cura para la DE por causas de obstrucción de la sangre

Otra causa bastante común en la disfunción eréctil es el flujo inadecuado de la sangre que recorre el cuerpo por las arterias. El flujo sanguíneo es importante para distintos procesos, y la erección es uno de ellos. Para que una erección se dé, es necesario que llegue y logre acumularse suficiente sangre en el pene al momento de la excitación. De lo contrario, si las arterias no están cumpliendo con su función de la forma indicada, la erección es imposible.

Las causas de este inadecuado flujo sanguíneo pueden ser sustancias tóxicas como la nicotina, enfermedades cardiovasculares, la quimioterapia y radioterapia, el uso de algunos fármacos (por ejemplo, los antidepresivos y antiinflamatorios), alimentación poco balanceada, entre otros.

A continuación, presentamos algunos de los tratamientos naturales más eficaces para ayudar a mejorar el flujo de la sangre:

  • Dejar de fumar.
  • Tomar mucha agua.
  • Tener una dieta sana.
  • Consumir frutas, vegetales, granos, huevos, aguacate, aceite de oliva, entre otros.
  • Agregar alimentos picantes a la comida.
  • Consumir suplementos alimenticios con extractos de arginina o ginseng.
  • Correr o caminar por lo menos 3 veces a la semana.
  • Realizar estiramientos una vez al día.
  • Tomarse baños calientes.

La disfunción eréctil afecta a miles de hombres de todas las edades alrededor del mundo, e independientemente de su causa, ésta puede hacer que la vida del individuo se vea afectada de forma negativa. A través de la guía práctica Adiós Disfunción Eréctil, encontrarás exactamente la información que necesitas para combatir este molesto problema que tanto puede alterar tus emociones. Con ella serás capaz de saber muy bien por dónde empezar, cómo seguir y cuáles son las mejores técnicas y tratamientos que mejor se adapten a ti, para así lograr el objetivo deseado. ¡No esperes más y adquiérelo ya mismo!